¿Necesitas aprender cómo financiar una empresa? En este artículo vamos a darte 10 trucos muy creativos para que lo consigas con éxito. Y es que sabemos que conseguir financiación para montar tu empresa o proyecto no es nada sencillo, sin embargo, hoy en día cuentas con diversas técnicas y fórmulas que te servirán para tal fin.

Los constantes cambios que se han producido en el sector de las finanzas, en estos últimos años, provocan que financiar una startup sea muy distinto a lo que estábamos acostumbrados, por eso mismo, es importante conocer nuevas tendencias en el sector, que han surgido a raíz de la crisis económica y gracias también al uso de las nuevas tecnologías.

Las tres tendencias más impactantes que han aparecido son:

-Crowdfunding, que se ha ganado a peso ser la forma más rápida de financiar una empresa, ya que se trata de una plataforma colectiva con mucho éxito y que da velocidad a la financiación.

-Fórmulas bancarias novedosas (como la microfinanciación).

-Concursos para startups, que hoy en día son muy populares y existen de maneras muy distintas.

Estos son los 10 trucos creativos para financiar una empresa.

1- Microfinanciación. Los micropréstamos son la manera más rápida de conseguir dinero para empezar tu startup. La ventaja es que se devuelve mucho antes que un préstamo tradicional, aunque a veces los intereses son mayores.

2- Créditos de empresa. Nos referimos al programa ENISA y al crédito ICO, que en España son bastante conocidos. Los créditos de empresa son difíciles de conseguir, pero no imposibles, por lo que nunca perderás nada por intentarlo.

3- Las 3 F’s. Cuando quieres financiar un proyecto y necesitas capital es fundamental contar con familia, amigos y “locos”, que apuesten por él. Es un término que, en inglés, hace referencia a Family, Friends y Fools, de ahí el nombre de las 3 F’s. Está claro que contar con un familiar o un amigo, que confíe en ti y quiera dejarte la cantidad que necesitas, es algo que no está al alcance de todos, pero tal vez puedas intentarlo.

4- Inversores privados. También conocidos con el término de “business angels”, que suelen apoyar el proyecto, siempre que sean accionistas del mismo, es decir, quedándose con un porcentaje. Muchas veces los inversores privados se conforman con ser socios. Otras veces quieren recuperar su inversión con rapidez, para invertir en otro proyecto.

5- El capital de riesgo. Para financiar una empresa, muchas personas apuestan por el “venture capital”, que es el capital de riesgo, es decir, inversión privada. Aunque para ello, el proyecto debe estar en fase consolidada y no ser una mera idea.

6- Financiación colectiva. Aquí entraría el citado crowdfunding, que gracias a la masiva participación de los usuarios ha permitido que muchos proyectos salgan adelante con bastante rapidez. Claro que, para lograrlo, hay que hacer una campaña llamativa y explicar bien qué es lo que ofreces y qué pretendes conseguir con tu startup, algo que no todos logran en un principio.

7- Venta de bienes. Hay personas que para financiar una empresa, venden sus pertenencias más preciadas (juegos antiguos, decoración de valor, muebles, etcétera) con el fin de conseguir el dinero rápidamente. Ebay se ha convertido en la mejor forma de vender con velocidad, ya que cualquier persona del mundo puede comprar aquello que has puesto a la venta y darte el dinero que tanto necesitas. ¡Piénsalo! A veces tenemos cosas a las que no damos uso y que valen bastante dinero.

8- Concurso para startups. Lo hemos dicho al principio, existen hoy en día muchos concursos que tienen como finalidad descubrir proyectos destacados, que puedan salir adelante. Si tu idea sale elegida, será financiada (al menos en parte, ya que suelen fijar una cantidad) y contarás con un gran apoyo.

9- Partners estratégicos. Se trata de una vía muy usada a la hora de financiar una empresa en el ámbito digital.

10- Bootstrapping. Es un término inglés que hace referencia a financiar el proyecto como puedas y, más tarde, recuperar el dinero con las primeras ventas que realices. Es el menos fiable de todos.

Como podéis ver existen muchas maneras de financiar una empresa. ¿Cuál vas a escoger tú? ¿Cuál te ha convencido más de todas las que te hemos propuesto?