EL RESURGIR DE LA COMPRAVENTA DE VIVIENDAS

compraventa de viviendasEn estos dos últimos años en España se multiplican las ventas de vivienda y los arrendamientos urbanos. Cada vez más, ciudadanos extranjeros y especialmente de los países del norte de Europa muestran un gran interés por la adquisición de compraventa de viviendas.

A ello se unen por una parte las entidades bancarias, que desean promocionar hipotecas con bajos tipos de interés y TAE, y por otra parte un sector de población profesional y de jóvenes que desean acceder a vivir en su vivienda fuera del ámbito familiar.

Se abren cada vez más portales web de arrendamientos y compraventa de viviendas e inmuebles y algunos alcanzan una gran cuota de ventas y servicios.

Estas premisas, invitan a la búsqueda por las empresas especializadas en este sector, a contratar personas capacitadas que posean conocimientos especializados en este sector y también todo lo relacionado con el comercio electrónico referente a la intermediación inmobiliaria.

Debemos recordar que España como estado miembro de la UE, se enmarca en las directrices de un Mercado Único donde se potencia la vía digital como agilización de información en la venta de bienes y servicios, por ello la formación de la legislación y vías de solución de conflictos, son elementos que pueden ser una esperanza para conseguir una profesión que parece que vuelve a resurgir después de varios años de recesión e inactividad.

La venta de vivienda, se recupera a ritmos forzados gracias a la explosión de operaciones con ventas de las casas de segunda mano. En el segundo trimestre de 2017, cambiaron de manos en conjunto 119.408 pisos e inmuebles. Del total, 99.343 eran casas usadas. El ladrillo usado ha marcado así, su cota máxima en casi diez años y la compraventa se coloca al terminar junio al nivel de 2007, antes de la explosión de la burbuja inmobiliaria. Mientras, con solo 20.065 operaciones, la venta de obra nueva sigue muy parada y lejos de las 110.000 unidades a estrenar que se vendían en plena expansión inmobiliaria.

Todos estos datos inician una apertura de ofertas de empleo a aquellas personas preparadas con conocimientos en venta de viviendas y por ello, se requieren técnicos de venta inmobiliarios que sepan en todo momento intermediar, asesorar y aconsejar con seguridad a los potenciales clientes compradores de viviendas segunda mano y de obra nueva.


*Sólo números de España